EN 33 RPM DOBLE: JULIO IGLESIAS- EN EL OLYMPIA- ALHAMBRA- PALACIO-1976

Melomanos, hoy seguimos trayéndoles discos únicos los cuales solo los oirán por aquí, especial para coleccionistas ya que sus caratulas no son a veces las que conocemos. En este caso les traigo un disco doble de un cantante español, cuyo sueño fue  cantar en el escenario mas importante de Francia como lo es el OLYMPIA que en homenaje al director del mismo se le llamo OLYMPIA “BRUNO COQUATRIX”. El cantante esta vez es JULIO IGLESIAS donde presenta los temas que lo hicieron famoso en los 70 y donde en su mayoría son temas de sus discos “A MEXICO” Y “EL AMOR” que fueron los mas representativos de la época. Los temas no están separados para que no se pierda la escencia de los discos, solo se separan por lado, que son 4 y estos temas son:

 1.       CARA O LADO 1:

  • INTRODUCCION/ VIVENCIAS
  • POR EL AMOR DE UNA MUJER
  • DICEN
  • SOLAMENTE UNA VEZ
  • CORAZON CORAZON
  • MARIA BONITA
  1. 2.       CARA  O LADO 2:
  • EL AMOR- LA TENDRESSE
  • A VECES TU A VECES YO
  • ABRAZAME
  • UN CANTO A GALICIA
  1. 3.       CARA O LADO 3:
  • MANUELA
  • ASI NACEMOS
  • FEELINGS
  • QUIERO
  1. 4.       CARA O LADO 4
  • CANDILEJAS
  • QUIEN
  • LA MER
  • MINUETO

LOS ARREGLOS DE RAFAEL FERRO

• El Olympia de París, nº28 boulevard des Capucines, es un teatro que adquirió renombre internacional a partir de los años 1960 por la actuación de músicos y cantantes de muchos países y de estilos muy diferentes, y también por la acústica que hace que sea un lugar muy adecuado para grabar actuaciones en directo.

• El teatro fue fundado en 1888 por el catalán Josep Oller, que también había sido el creador del Moulin Rouge. Fue inaugurado con una actuación de La Goulue, una de las bailarinas de can-can más populares en su época.

• Hasta principios de los años 1950 los espectáculos fueron muy diversos (actuaciones de cantantes, ballet, circo, opereta, proyecciones cinematográficas, entre otros). A principios de los años 1950, el teatro fue reconstruido por iniciativa de Jacques Haïk, que también era el propietario del Grand Rex, uno de los cines más importantes de París. El principal objetivo era conseguir que el teatro tuviera la mejor acústica posible. Una vez concluidas las obras, el compositor Bruno Coquatrix fue contratado como director, cargo en el que permanecería hasta su muerte en 1979.

• En 1961, Édith Piaf, a petición de Bruno Coquatrix, ofrece una serie de conciertos, tal vez los más memorables y emotivos de su carrera, en el Olympia de París, local que estaba bajo amenaza de desaparecer por problemas financieros. Es en ese, su salón de espectáculos favorito, en el que presenta la canción Non, je ne regrette rien, que se adapta perfectamente a su persona y que Charles Dumont compuso para ella. Con ello salva al Olympia y Bruno Coquatrix le queda eternamente agradecido.

• Bruno Coquatrix llegó a tener mucho prestigio en medios profesionales, porque se consideraba que era audaz y que tenía muy buen criterio, ya que no dudaba en contratar cantantes poco conocidos que se harían famosos a partir de su actuación en el Olympia, como Georges Brassens o Jacques Brel, y también a otros ya consagrados como Frank Sinatra o la cantante egipcia Umm Kalzum, que era prácticamente desconocida en los países occidentales, pero muy popular en el mundo árabe, hasta el punto de que su cachet era el más alto del mundo, por lo que su contratación suponía un riesgo económico notable (sus conciertos en París en 1967 fueron los únicos en un país occidental). También fue en el Olympia donde The Beatles y The Rolling Stones, ambos en 1964, realizarían sus primeros conciertos importantes fuera de Inglaterra. Bruno Coquatrix fue criticado, en su momento, por manifestar su preferencia por la música pop británica y no por la francesa, porque pensaba que, en general, los cantantes franceses más notables estaban dentro del género de la chanson y no del pop.

• Si bien en un principio el teatro era muy conocido en Francia, pero no internacionalmente, en los años 1960 se convirtió en un lugar de paso prácticamente obligado en la carrera de un cantante o grupo musical dentro de la música popular. Esta situación continuó hasta finales de los años 1970, cuando los conciertos multitudinarios dejaron de ser algo excepcional, para convertirse en la norma, ya que el Olympia sólo tiene unas 2000 localidades. No obstante, sigue contando con grandes actuaciones, como la de The Rolling Stones en 1995, y sigue siendo un lugar muy apreciado por su acústica, especialmente para grabar conciertos en directo. En 1993, el ministro de cultura Jack Lang incluyó el teatro en el Patrimonio Cultural francés.

• La prensa internacional se hizo presente en 2007, cuando Paul McCartney y su banda hicieron un concierto en el mítico teatro y también en 2008, cuando Madonna se presentó con un gran show como parte de su promo tour Hard Candy.

DISFRUTENLO


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s