EN 33 RPM: BABY HUEY (JAMES RAMEY)- THE BABY HUEY STORY- THE LIVING LEGEND- BUDDAH RECORDS-POLYDOR- 1971

Un hecho curioso que para muchos paso por debajo de la mesa ya que para el momento no tenia toda la fama que tenian sus amigos,es algo que sucedió  en  1970 año en que pasaron muchas cosas, como la disolución de THE BEATLES y la muerte de DOS grandes promesas jóvenes a sus 27 años JIMI HENDRIX Y JANIS JOPLIN pero también sucedió la muerte de este músico y cantante de música de estilo SOUL o lo que le dicen ahora RYTHM AND BLUES, se trata de JAMES RAMEY O BABY HUEY su nombre tomado de una película, que junto a su grupo THE BABY SITTERS sacaron un solo disco, el mismo salió en 1971 llamado THE BABY HUEY STORY donde hay versiones magistrales de temas  como de THE MAMAS AND THE PAPAS, JAMES BROWN O SAM COOKE al principio el disco no tuvo tanto éxito, que se dio años después gracias a que uno de sus temas es uno de los iconos de los primeros temas de RAP que usaban riffs de su disco. Los temas que descubrirán y otros harán que les recuerden buenos tiempos son:

1.       LISTEN TO ME- UN TEMA EN QUE MUCHOS MUSICOS SE HAN INSPIRADO Y HAN USADO AÑOS MAS TARDE
2.       MAMA GET YOURSELF TOGETHER
3.       A CHANGE IS GOING TO COME- TEMA DE SAM COOKE, LES RECOMIENDO BUSQUEN LA VERSION ORIGINAL QUE SALIO MESES DE LA MUERTE DE COOKE, TEMA USADO PARA INSPIRAR Y COMO ESPECIE DE HIMNO EN CONTRA EL RACISMO EN ESTADOS UNIDOS
4.       MIGHTY MIGHTY
5.       HARD TIMES- ESTE TEMA SI ESCUCHAN EL INTRO PARECE EL PROPIO TEMA DE RAP ACTUAL, ADELANTADO A SU EPOCA
6.       CALIFORNIA DREAMIN- TEMA CUYO INTRO LO HEMOS OIDO EN UN TEMA FAMOSO DE OTRO FAMOSO, JAMES BROWN- ITS A MAN MANS WORLD DE 1966
7.       RUNNING
8.       ONE DRAGON TWO DRAGON

Todo comenzó en 1944, cuando James Thomas Ramey llegó al mundo con un problema escondido entre sus glándulas. Pasó sus primeros años en Richmond, Indiana, donde la aguja de su báscula no dejó de subir hasta alcanzar las 350 libras (160 kilos al cambio). Con apenas 19 años tomó prestado su nombre del personaje de la Paramount y decidió mudarse a Chicago junto a su nueva banda: Baby Huey & The Babysitters. Ya en la Chitown comenzaron a reclutar miembros, publicaron algunos 45’s y consiguieron sus primeros bolos. Una fiesta universitaria, un garito decrépito, cualquier lugar donde pagaran un puñado de dólares. Influenciado por Sly and the Family Stone, a finales de los 60 Huey adoptó el look afro, cambió el Rn’B por el funk y el soul psicodélico y comenzó a introducir las primeras rimas en sus canciones.

Poco a poco la banda comenzó a ampliar su radio de acción; actuaron en Nueva York, en Los Ángeles e incluso tuvieron su minuto de gloria en televisión. Dicen que en una ocasión un banquero de la dinastía Rothschild se encontraba entre el público y les propuso volar a París para tocar en la fiesta de presentación en sociedad de su hija. Por supuesto, la banda no dudó en aceptar la propuesta y, ya de paso, hacer una minigira por Europa. En total, siete años tocando de aquí para allá hasta que un día ocurrió algo con lo que cualquier banda de la época soñaría. Su manager, Marv Stuart, consiguió una audición con Donny Hathaway, por entonces productor en el sello Curtom de Curtis Mayfield. Al parecer Hathaway quedó impresionado con la actuación de los Babysitters y convenció a Mayfield de que Huey firmara por el sello, eso sí, en solitario. De la noche a la mañana Ramey había pasado de tocar en el primer escenario que se le pusiera por delante a grabar su primer álbum de estudio junto al mismísimo Curtis Mayfield.

Pero entonces las cosas comenzaron a torcerse. Por un lado, el hecho de que Huey firmara en solitario para Curtom empañó la relación con algunos de sus compañeros, que terminaron abandonando la banda. Por otro, ya en 1970 Huey comenzó a dar muestras de una creciente adicción a la heroína; su peso de disparó hasta las 400 libras y los altibajos emocionales comenzaron a hacerse patentes. Unos altibajos que se vieron acentuados tras la muerte de Janis Joplin y especialmente la de Jimmi Hendrix, amigo personal del cantante. Huey intentó sin éxito desintoxicarse, incluso hablaba de introducir rimas en sus canciones para concienciar a la gente sobre los peligros de las drogas, pero no hubo tiempo. El 28 de octubre de 1970, tan sólo unas semanas después de la muerte de Hendrix, el cuerpo de Ramey fue hallado sin vida en el baño de un motel de Chicago. Jimi, Janis, Baby Huey o Baby Huey 3rd rock star to die fueron algunos de los titulares que aparecieron en los periódicos. Después de todo, tenía sólo 26 años y todas las papeletas para convertirse en una leyenda.

La historia de Baby Huey podría terminar aquí, pero una vez más pasó algo con lo que ni siquiera el propio Huey podría haber soñado. Ocurrió a mediados de los 70, cuando un joven dj del bronx conocido como Kool Herc comenzó a mezclar dos copias del corte Listen to me, alargando el break central hasta llevar a la locura a los primeros b-boys. Y aquello fue sólo el principio. Con el auge del sampling en la década de los 80 Double Dee & Steinski tomaron ese mismo corte y lo inmortalizaron en sus míticas lecciones de cut & paste. A partir de ahí Eric B. & Rakim, Chill Rob G, Public Enemy, A Tribe Called Quest, Chemical Brothers o Dj Shadow han sido algunos de los encargados de rendir tributo al cantante y lograr que todo un género como el hip hop reconociera en Huey a un pionero. Una suerte de padre dispuesto a compartir su pedazo de custodia con gigantes como James Brown, Gil Scott-Heron, The Last Poets, Marlena Shaw o Syl Jhonson.

Por suerte, el legado Baby Huey pudo materializarse en forma de disco póstumo apenas un año más tarde. En total, ocho cortes escritos entre el propio Huey y Curtis Mayfield donde la voz del cantante brilla sobre el funk pegadizo de Listen to me, el protorap con tintes soulful de A change is gonna come –una versión del clásico de Sam Cooke– y algo más funky de Mighty, mighty children. Completan el repertorio un homenaje al rock psicodélico con Running, tres cortes instrumentales entre los que figura una revisión del California Dreamin’ y por encima de todos Hard Times. Una joya de letras crudas donde Huey se muestra como un gigante abatido. Un hombre atrapado en un mundo donde los murmullos y las miradas de reojo le apuntaban como a una criatura extraña.

FRAGMENTOS TOMADOS DE UNA EXCELENTE PAGINA QUE LES RECOMIENDO

http://www.planetamodular.com/doce-pulgadas/the-baby-huey-story-the-living-legend/

 

SAM COOKE INTERPRETANDO “UN CAMBIO TIENE QUE VENIR”

2 comentarios en “EN 33 RPM: BABY HUEY (JAMES RAMEY)- THE BABY HUEY STORY- THE LIVING LEGEND- BUDDAH RECORDS-POLYDOR- 1971

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s